Bombones Ecológicos de Belaria

Belaria distribuye sus primeros bombones ecológicos a través d nuestra tienda de Come Sano, Come Justo

 

La pastelería  Belaria apoya incondicionalmente la filosofía de Come Sano Come Justo, en su dedicación a la venta de productos ecológicos y de comercio justo, y en su objetivo de vehicular sus beneficios a programas de desarrollo. Este obrador vallisoletano ha comenzado a sacar al mercado una línea de bombones ecológicos de una calidad incomparable y ha cedido la exclusiva de su venta a nuestra cooperativa solidaria de la calle Ruiz Hernández.

Cada uno de los ingredientes de estos deliciosos bombones procede de cultivos ecológicos y han sido seleccionados con mimo por la repostera Inmaculada Vara, propietaria de la conocida pastelería, para garantizar un sabor delicioso y una textura de calidad. Estas delicatesen salen a la venta cuidadosamente envasadas en pequeñas cajas de madera fabricadas en los talleres de Asprona, gracias al trabajo de personas que padecen una discapacidad. El resultado es un producto excelente, a la vez que comprometido con el medio ambiente, y a un precio incomparable en nuestro mercado.

El exquisito bombón obtenido por Inmaculada Vara es el resultado de un laborioso trabajo de “investigación” desarrollado durante  meses. El primer reto fue conseguir toda la materia prima de origen ecológico cuya calidad y precio mantuvieran el equilibrio deseado para ofrecer un buen producto. Una vez localizados los ingredientes en el mercado (la harina y los huevos, en Valladolid; el chocolate, en  Francia; la mantequilla, en Italia; el azúcar, la almendra y la vainilla, a través de diversos distribuidores de Valladolid), el proceso de elaboración también mantuvo en vilo a la propietaria de Belaria. El único ‘toque’ no ecológico permitido por el Consejo Regulador es el jerez; al tratarse de una cantidad muy pequeña y dado que no existe un sustitutivo ecológico a este licor en el mercado. La fórmula sólo se obtuvo una vez detectada la proporción exacta para que sabor, textura y calidad no se vieran descompensadas por el origen ecológico de sus ingredientes.  “Empecé con los referentes que tengo de mi oficio, pero su comportamiento era diferente. Por eso hube de probar y probar hasta encontrar el resultado óptimo”, explica la responsable del obrador satisfecha de haber obtenido la mezcla justa y las temperaturas exactas para atemperar el sabroso chocolate.

Las cinco variedades de bombones propuestas por Belaria son las siguientes: 1) Bombón de chocolate blanco con vainilla; 2) Bombón de pasas con jerez; Bombón de chocolate con almendra; 4) Bombón de chocolate con trufa crujiente; y 4)  Bombón de café.

La colaboración de Inma Vara con Come Sano Come Justo va más allá de lo profesional; en ella pesa ante todo el compromiso personal, más allá de la obtención de  beneficios económicos. El reto de manipular y extraer lo mejor de unos productos que no agreden al medio ambiente, le ha servido para profundizar en un mercado poco desarrollado en España y se ha enfrentado al déficit de materia prima, defendiendo siempre que los beneficios que aportan no pueden ser sacrificados por el precio ni por la calidad. “Cuando compramos un producto ecológico se supone que es más sano y que está cultivado de una manera menos agresiva con el medio ambiente. Pero cuando estos productos además son más caros tenemos que notar la calidad cuando los comemos”, insiste.

En los bombones ecológicos de Belaria, en definitiva, Come Sano Come Justo tiene uno de sus productos-estrella y uno de los mejores ejemplos a la hora de imaginar y promover una redefinición de las posibilidades medioambientales y solidarias en las empresas de Valladolid.